TOMATE
(Lycopersicon lycopersicum)


El tomate es el fruto de la tomatera, planta herbácea anual de la familia de las solanáceas, de flores amarillas. Proviene de América tropical, y fue introducida en Europa en el siglo XVI, pero no fue hasta el siglo XVIII que se cultivó por uso alimentario. Hoy en día es considerada la hortaliza más importante de nuestros mercados y de nuestras cocinas.

El tomate es un fruto con un contenido elevado de vitaminas (A, C y E) y minerales, como el calcio, el fósforo y el hierro. Su color rojo es debido a la presencia de un antioxidante, que ayuda a prevenir algunos cánceres. También se dice que es apropiado contra el colesterol y la hipertensión.


MARCO DE PLANTACIÓN

Se planta a una distancia de 80-100 cm entre líneas, y de 40-60 cm entre plantas. Es una planta que precisa de tutor o caña.


ENFERMEDADES

Las plagas más habituales en las tomateras son la mosca blanca, la araña roja, los pulgones y algunas especies de orugas que perforan los frutos. En los últimos años ha aparecido una plaga nueva, llamada "tuta", que tiene que ser tratada con productos muy específicos.

También es sensible a varias enfermedades causadas por hongos, como el mildiu, que provoca manchas que acaban secando toda la hoja.

Uno de los problemas más comunes es el conocido como "peseta" o necrosis apical, que consiste en la putrefacción de la parte inferior del fruto, que se ennegrece y se hunde. Este problema se suele atribuir a falta de cal en el tierra, o debido a un riego poco uniforme. Uno de los otros problemas que puede presentar la tomatera es el agrietado del fruto, que suele ser debido a un estrés de la planta por la alta temperatura a pleno verano.


CONSEJOS DE CULTIVO

La tomatera es una planta de clima cálido, exigente en abono y que quiere ser regada frecuentemente.

La mayoría de variedades que existen son de mata alta. Así pues, habrá que poner un tutor o caña a cada planta para que, a medida que crezca, se pueda ir atando.

Una de los trabajos más importantes que comporta la tomatera es podarla a medida que vaya creciendo. Consiste a dejar uno o dos brotes principales, y en estos dejar unos cuántos ramilletes de flores. Para conseguirlo, se aconseja sacar con los dedos o las uñas todos los brotes que salen en las axilas foliares de los cortes principales que dejaremos.
Siempre es recomendable extraer los brotes cuando estos son pequeños, y también es mejor ir dejando para más adelante la extracción del brote de la hoja superior, para garantizar que la tomatera seguirá creciendo. De este modo conseguimos que la planta quede más aireada, cosa que hace que tenga menos posibilidades de coger enfermedades, al mismo tiempo que permite un mejor desarrollo del tamaño de los frutos que dejamos.



CALENDARIO DE CULTIVO




NUESTRAS VARIEDADES

Tomate verde de ensalada (Tomate palosanto o tres cantos e híbridos)
Tomate de colgar o tísico (redondo y tipo Montgrí)
Tomate de Montserrat
Tomate de Rosa ple
Tomate de pera (rastrero o de caña)
Tomate Benach
Tomate supergordo
Tomate Cherry y Cherry de pera
Tomate negro
Tomate de rama o de ramillete
Tomate Raf
Tomate de ensalada rastrero
Tomate Pera de Girona
Tomate Corazón de buey
Tomate pimiento NOVEDAD!

Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Trasplantación Recolección
TOMATE
(Lycopersicon lycopersicum)




NUESTRAS VARIEDADES

Tomate verde de ensalada (Tomate palosanto o tres cantos e híbridos)
Tomate de colgar o tísico (redondo y tipo Montgrí)
Tomate de Montserrat
Tomate de Rosa ple
Tomate de pera (rastrero o de caña)
Tomate Benach
Tomate supergordo
Tomate Cherry y Cherry de pera
Tomate negro
Tomate de rama o de ramillete
Tomate Raf
Tomate de ensalada rastrero
Tomate Pera de Girona
Tomate Corazón de buey
Tomate pimiento NOVEDAD!
El tomate es el fruto de la tomatera, planta herbácea anual de la familia de las solanáceas, de flores amarillas. Proviene de América tropical, y fue introducida en Europa en el siglo XVI, pero no fue hasta el siglo XVIII que se cultivó por uso alimentario. Hoy en día es considerada la hortaliza más importante de nuestros mercados y de nuestras cocinas.
El tomate es un fruto con un contenido elevado de vitaminas (A, C y E) y minerales, como el calcio, el fósforo y el hierro. Su color rojo es debido a la presencia de un antioxidante, que ayuda a prevenir algunos cánceres. También se dice que es apropiado contra el colesterol y la hipertensión.


MARCO DE PLANTACIÓN

Se planta a una distancia de 80-100 cm entre líneas, y de 40-60 cm entre plantas. Es una planta que precisa de tutor o caña.


ENFERMEDADES

Las plagas más habituales en las tomateras son la mosca blanca, la araña roja, los pulgones y algunas especies de orugas que perforan los frutos. En los últimos años ha aparecido una plaga nueva, llamada "tuta", que tiene que ser tratada con productos muy específicos.
También es sensible a varias enfermedades causadas por hongos, como el mildiu, que provoca manchas que acaban secando toda la hoja.
Uno de los problemas más comunes es el conocido como "peseta" o necrosis apical, que consiste en la putrefacción de la parte inferior del fruto, que se ennegrece y se hunde. Este problema se suele atribuir a falta de cal en el tierra, o debido a un riego poco uniforme. Uno de los otros problemas que puede presentar la tomatera es el agrietado del fruto, que suele ser debido a un estrés de la planta por la alta temperatura a pleno verano.


CONSEJOS DE CULTIVO

La tomatera es una planta de clima cálido, exigente en abono y que quiere ser regada frecuentemente.
La mayoría de variedades que existen son de mata alta. Así pues, habrá que poner un tutor o caña a cada planta para que, a medida que crezca, se pueda ir atando.
Una de los trabajos más importantes que comporta la tomatera es podarla a medida que vaya creciendo. Consiste a dejar uno o dos brotes principales, y en estos dejar unos cuántos ramilletes de flores. Para conseguirlo, se aconseja sacar con los dedos o las uñas todos los brotes que salen en las axilas foliares de los cortes principales que dejaremos. Siempre es recomendable extraer los brotes cuando estos son pequeños, y también es mejor ir dejando para más adelante la extracción del brote de la hoja superior, para garantizar que la tomatera seguirá creciendo. De este modo conseguimos que la planta quede más aireada, cosa que hace que tenga menos posibilidades de coger enfermedades, al mismo tiempo que permite un mejor desarrollo del tamaño de los frutos que dejamos.



CALENDARIO DE CULTIVO

Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Trasplantación Recolección